Pepe Díaz: “España es un país con racismo a todos los niveles”

El iris claro de Pepe Díaz, que a sus 81 años es el voluntario activo de mayor edad en SOS Racismo Madrid, transmite la certera sensación de estar ante una persona capaz de mirar a otra sin hacer caso de sus circunstancias y ciega frente a estereotipos o ideas preconcebidas.  Su ahora menudo aspecto contrasta con sus ojos: brillantes y con vitalidad para hablar de los chicos de Guinea a los que visita en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Madrid, pero que se tornan secos y desafiantes cuando explica las injusticias cometidas en él. Y es al CIE de Aluche donde acude puntualmente las mañanas de los lunes, miércoles y viernes, en una suerte de rutina dentro del tedioso hábito del retirado, para cargar con el convencimiento de una lucha cuyo fin ve lejano pero al alcance de los jóvenes.

Manifestación contra los Cie | Foto de Olga Berrios
Manifestación contra los Cie | Foto de Olga Berrios

Pregunta: ¿Cuándo empiezas a colaborar en SOS Racismo?

Respuesta: Antes de entrar trabajaba en cárceles, hasta que ya con los años empecé a no poder conducir. Generalmente aquí en España las cárceles están fuera de la ciudad, por lo que era algo necesario. Ya conocía el tema de los inmigrantes pero de forma lejana. Pero ya hace 5 o 6 años entré en SOS Racismo, y me acercaba a los CIES, estableciendo poco a poco contacto con las personas que están ahí.

P: ¿Cómo diste con la organización?

R: A través de unas señoras que estaban en la parroquia, conocían a alguien que tenía familiares en el CIE y yo sabía que a veces iban a visitarles. De hecho, alguna vez fui con ellas.

P: ¿Cuál es tu labor en el CIE?

R: No es una cosa concreta. Se trata de intentar ayudarles en lo que se puede. Es por un lado hacer una especie de acompañamiento y por otro hacer de intermediario con los abogados, porque hay cosas que a veces se le puede pasar, como el tema de la resistencia o la petición de asilo, y por eso hay que estar ahí.

P: ¿Cuál es la mayor injusticia que ha visto usted en el CIE de Aluche?

R: La mayor injusticia es la propia existencia del CIE, porque dicen que no es una cárcel y es verdad, es mucho peor que una cárcel. Si la gente que está ahí ha cometido algún delito, que vaya a la cárcel como cualquier español y una vez ha cumplido con la sociedad, tiene derecho a ser libre como cualquier persona. Pero hay muchos que si van a la cárcel, cumplen la condena y la Policía les está esperando en la puerta para mandarlos al CIE. Es un sistema injusto, y como ya de por sí es injusto, todo lo que pasa ahí dentro lo es.

Es un sitio adverso, la gente no tiene nada que hacer, están muy hacinados. Además son gente muy diversa, con distintas mentalidades que en muchas ocasiones no saben por qué están allí, lo cual les frustra más.

P: ¿Qué abusos le han contando los internos que sufren allí dentro?

R: En la forma de hablarles, por ejemplo llamándoles “negro de mierda” o cosas de ese estilo. Pero es que esto ocurre no solo en los CIE, sino en el día a día. Hay agresividad por parte de la Policía. A ellos les están preparando para comportarse así. Como con los que sacan a gente mayor y a niños de sus casas por no poder pagar al banco. También hay algunos buenos, y que en su día se opusieron a ir a ejecutar desahucios.

Por ejemplo en las cárceles hay gente preparada para las situaciones que se pueden dar en un sitio así. Pero en un CIE son casi todo policías. Y claro, se da en la policía lo que se da en la sociedad, que somos una sociedad racista.

P: ¿Se cerrarán los CIEs?

R: Sinceramente, lo veo muy difícil porque puede haber intereses creados. Por ejemplo, es un sitio donde emplean y forman a algunos policías. Seguramente también hay negocio detrás, por lo que es complicado.

P: ¿Y cuál es la solución?

R: La única solución es que lo conozca la gente y sepan lo que ocurre allí. Los jueces dicen que son independientes, pero no lo son ante la opinión pública. Si esta fuera fuerte, si todos gritáramos que se cerraran los CIEs y no cuatro gatos como ocurre, ya tan solo por humanidad seguro que dejarían de existir. Va a ser una labor muy larga y constante.

P: ¿Cree que España es un país racista?

R: Sí, hay racismo a todos los niveles. Por ejemplo con los gitanos, a los que todavía se ve con recelo. Con los inmigrantes también, ya que la sensación de la gente es que somos ‘invadidos’, que vienen a quitarnos todo y no es así.

P: ¿Como nota usted el racismo en la sociedad?

R: Por ejemplo yo trabajé mucho en contacto con drogadictos y me fijé. En el periódico cuando salía una noticia enseguida ponían “un drogadicto hace esto”, y claro, la gente relacionaba a los drogadictos con la delincuencia y se les tenía miedo. Entonces para la sociedad la única solución para ellos era la cárcel, apartarlos y no es así. Pues ahora con los inmigrantes ocurre exactamente lo mismo, parece que son los gitanos o inmigrantes los que agreden y los que hacen cosas malas. También tengo una amiga que trabajaba en el metro limpiando y que cuando empezó la crisis dejó de encontrar trabajo, porque los empresarios preferían contratar a alguien inmigrante para pagarle menos. Eso no es culpa de ellos, sino de los que se aprovechan del sistema. Pero le acaban echando la culpa al inmigrante y convierten en enemigos al trabajador español y al trabajador de fuera.

P: ¿Por qué hay tanto racismo hacia los gitanos?

R: Es algo que está muy dentro del pueblo español. Históricamente han ido mucho a su aire. A eso se añade que no les dan trabajo, y no les queda muchas veces otra cosa que delinquir, por lo que luego aún se les criminaliza más. Los que encuentran trabajo nada malo, pero los que no, tienen que buscarse la vida como pueden. Muchas veces no les queda más remedio. Con los inmigrantes pasa un poco lo mismo.

P: ¿Ve diferencias entre el racismo de hoy y el de hace 20 o 30 años?

R: En aquel entonces había mucha más ignorancia y la educación era peor. Actualmente las cosas han cambiado, pero el racismo puede ser más peligroso ahora que en aquella época. Depende de la gente joven ahora, de como sepan actuar. Yo tengo mucha esperanza en que la gente joven cambie las cosas.

1 Comment
  1. Muy interesante, Pepe, tu entrevista. Yo he escrito bastante sobre los dsafortunados CIE per con poco eco. Siento no haberme implicado más. Ya es un poco tarde pues tengo 84 años. Mi enhorabuena y espero continues tu abnagada labor pues me temo que cada vez se habla menos de los CIE. Desde luego, nuestros políticos ni palabra.

    No obstante, aunque hay mucho racismo en España, hay muchos otros países donde tal actitud es mayor. Por ejemplo. Estadso Unidos, en donde viví de pequeño y en donde el racismo está más institucionalizado y no se acaba con él a pesar de los esfuerzos que en su dia hizo Luther King.
    Ojalá pueda contactar contigo. Muy cordial saludo Ernesto

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies