En The Black View, “hemos decidido decir que no” a papeles ofensivos y denigrantes

Entrevista a Armando Buika, fundador y miembro del colectivo The Black View / Youssef Ouled

The Black View es un colectivo de actores y actrices que se han cansado de que solo les ofrezcan papeles de personajes en situaciones desfavorecidas y en contextos ofensivos y denigrantes. Exigen la igualdad de oportunidades independientemente del color de piel y que las producciones empiecen a recoger la realidad multicultural de este país, donde hay personas negras en las universidades, ejerciendo la abogacía, trabajando en estudios de arquitectura, gabinetes de psicología, medios de comunicación, y por supuesto, en el cine, el teatro y la televisión.

En este país, las personas negras somos médicos, policías, arquitectos, psicólogos, abogados… estamos todos aquí y estamos trabajando. Sin embargo, en las producciones nunca se ve esa realidad

En EsRacismo hemos conversado con Armando Buika, miembro e impulsor de The Black View, quien nos ha explicado cuál es la situación de los actores negros en España y cuáles son los objetivos y aspiraciones de esta asociación que nació hace algo más de un año.

¿Cómo surge la idea de crear The Black View?

Esta idea surge cuando empiezo a trabajar con Pilar Pardo, mi representante actual. Nos conocimos durante un rodaje en el que yo trabajaba y ella colaboraba. Hubo un reconocimiento entre nosotros que creo que suele ocurrir entre los negros; estamos rodeados de gente que no es negra y de repente coincides en un programa, en una serie, en un trabajo con una persona negra y dices, ‘ostras qué bueno que estés aquí’. A partir de entonces entablamos una amistad, y ella, que es representante, comenzó a avisarme cuando buscaban un perfil como el mío. Poco a poco me fui dando cuenta de que ella se preocupaba más por mí que mi propio representante (él es blanco- matiza Armando-). Al cabo de un tiempo dejé a mi representante y me fui con Pilar, con la sorpresa de que cada vez que solicitaban un actor negro e iba yo, no conseguía el efecto que ella quería. Yo sé las dificultades que puede haber porque tengo un perfil muy determinado y complicado, no porque sea negro, sino porque soy muy corpulento y fuerte, y en este país es muy complicado que te den un papel con mis características físicas. Decidió entonces cambiar la estrategia y mandarme a castings que pedían un actor grande. La primera vez que lo hicimos, envió mi perfil y al minuto y medio recibió una llamada de la productora diciéndole que habían solicitado unos perfiles concretos, pero no habían pedido un actor negro. Ella defendió que habían pedido un actor alto, fuerte, con rasgos fuertes, y que en ningún momento se especificaba un color de piel. Se produjo un silencio, colgó el teléfono y a los dos minutos la volvieron a llamar diciendo que podría encajar en el papel. Al final hice el trabajo. Era para Águila Roja. Cuando lo finalicé nos reunimos los dos y ahí se sembró una idea. Nos dimos cuenta de que no nos llaman porque las productoras no se plantean hacer trabajos con un componente multirracial. Ellas están en su zona de confort y hacen el mismo producto porque hasta ahora les ha funcionado. Sin embargo, los actores negros nos hemos dado cuenta de que ha cambiado algo, no en la sociedad, sino en nosotros.

Sembráis esa idea y de ahí nace The Black View. ¿Con qué objetivos concretos?

La idea inicial era crear una base de datos en la que englobar a todos los actores negros de España. Pero por el camino hasta este objetivo nos hemos dado cuenta de que hay mucho más detrás de todo esto y no se trata solo de una lista de nombres y apellidos. Tiene muchísimo más calado de lo que en principio creíamos. Éramos dos personas que queríamos generar más oportunidad de trabajo, pero en el fondo nos dimos cuenta de que lo que nos mueve no es eso. Queremos que nuestros hijos se sientan orgullosos del país en el que están porque les aceptan tal y como son. Que  vean un actor negro y piensen que quieren y pueden ser actores, porque es posible ser actor en este país. Son mensajes muy potentes. Si constantemente muestras la imagen de una persona negra débil, que viene en patera, prostituta… estás lanzando mensajes muy peligrosos que a la población negra de este país no nos hace sentir parte de él.  La idea principal de The Black View es crear este espacio en el que generar oportunidades de trabajo y generar referentes.

Claro. Los niños pueden ver a un actor y querer ser actores, o personajes de abogados o periodistas, por ejemplo,  y pensar que pueden serlo….

Y no solo generar referentes, sino intentar ir más allá en lo que podamos. Pasa por ejemplo, con el lenguaje, que tiene expresiones que ya de por sí son racistas y despectivas. (Armando narra la experiencia de la hija de en el colegio)- Ella es negra y la profesora les pidió que para hacer un trabajo utilizaran el color carne.  Y yo pregunto, ¿cuál es el color carne? Este tipo de matices son los que tenemos que ir cambiando poco a poco. No tenemos en mente cambiar todo un concepto de vida, pero sí poco a poco ir mentalizando a la gente de que algunos mensajes son erróneos y en nuestro mundo, que es  el audiovisual, si lo podemos hacer lo hacemos.

¿Cómo conseguirá The Black View ese golpe de efecto?

En el grupo hemos llegado a la determinación de decir que no a trabajos. Pero vamos a decir que no, explicando el porqué. Por ejemplo, a mí me han llegado guiones que he rechazado en los que el personaje es un negro que viene en patera, habla fatal, se encuentra con alguien y le dice ‘¡qué ojos más blancos tienes!’ O ‘¡anda, pero si eres negro y las palmas de las manos las tienes blancas! Este tipo de humor…

El cambio tenía que empezar desde nosotros y hemos decidido decir que no. Y al decir que no, estamos haciendo que la gente sea consciente de una situación que no es normal. Y al hacerles conscientes nos dan la razón.

Además, vamos a ofrecer asesoramiento para personajes. Porque no es lo mismo un personaje de un negro latino, que un negro norteamericano que un actor negro africano. Si se quiere un actor para un personaje negro africano, no es lo mismo que el personaje sea del Sahara o de Sudáfrica. Hablan diferente y respiran diferente. Por eso, nos ofrecemos para asesorar cuando se quiera incluir un personaje negro en un producto, de manera que el perfil se real y no resulte ofensivo. Y esto es lo que estamos haciendo y lo que nos está permitiendo crecer a nivel personal y haciendo que el grupo coja mucha fuerza y confianza.

En alguna entrevista habéis criticado que os pidan poner un determinado acento. Me gustaría profundizar en este aspecto para  que se entienda vuestra postura ¿Cuál es la línea que separa la actuación y la representación de un personaje, del prejuicio?

No es el hecho de que nos pidan acentos, sino de que no nos dejan desarrollar los personajes. Cuando nos ofrecen ese tipo de papeles, en los que nos piden poner un acento concreto no nos permiten profundizar en el personaje. Nos encanta que nos den personajes y no nos importa poner acentos. Somos actores. Si me pides que ponga acento somalí y me das tiempo, yo te lo hago porque estoy preparado y capacitado para ello. Pero es que ése no es el problema de trasfondo. El trasfondo de esto es que no estás mostrando una realidad. Y eso es lo que criticamos.

En este país, las personas negras somos médicos, policías, arquitectos, psicólogos, abogados… estamos todos aquí y estamos trabajando. Sin embargo, en las producciones nunca se ve esa realidad. A la persona negra la muestran siempre de una determinada manera. En una patera, o como mantero o como prostituta. Que sí, perfecto, que lo hay y no pasa nada. Pero también queremos que nos den la oportunidad de ponernos en el otro lado, de mostrar otra realidad, que existe.

Estamos deseando aportar y enriquecer producciones, porque además, se van a sorprender del talento que hay. Estamos  muy preparados y con muchas ganas de contar historias. Ahora lo que estamos haciendo es escribir nuestros guiones. Estamos en contacto con la sala Off Latina con la idea de dar visibilidad a nuestros actores y ya tenemos en marcha una obra de teatro que estrenaremos a finales de junio.

¿Todos los papeles que os han dado hasta el día de hoy han sido estereotipos?

Todos. De hecho una compañera, Claudia Coelho, me contaba que había hecho 12 veces de prostituta. A Elton Prince le llamaron para hacer de camarero, le gustó al director pero no lo cogieron porque no buscaban a un negro sino a un camarero. Y lo grave es que estas situaciones pasan a diario. Antes nos callábamos, pero ahora tenemos un grupo en el contarlo y hacernos fuertes, y lo más importante es que vamos a denunciarlo. En cierto modo funcionamos como intermediarios. Cada vez que haya que hacer una denuncia The Black View mandará una carta o hará lo que tenga que hacer para intentar mitigar todo esto.

El otro día, por ejemplo, una productora hizo una convocatoria en las redes sociales, buscando un actor negro de 17 o 18 años y utilizaron la foto de un chico negro que asesinaron en Estados Unidos hace dos años. Automáticamente nos llegó la denuncia por un privado, informándonos de quién era el chico y de que se le estaba utilizando como imagen para una convocatoria. Llamamos a la productora para pedirles que retiraran la imagen, con la advertencia de que si no lo hacían lo haríamos público para que fuera la opinión pública las que les obligara a retirar la imagen. Finalmente la retiraron.

Me has comentado que escribís guiones, ¿qué otras iniciativas tiene previstas The Black View?

Una de las líneas es hacer acciones para que estemos  constantemente presentes, y esté latente nuestra idea. Lo primero que hicimos fue escribir una  carta a la Academia de Cine Español, para decirles que estamos aquí, que nos tengan en cuenta porque van a oír hablar de nosotros. Por parte de la Academia no hubo una comunicación oficial, pero sí durante la entrega de los Goya Mariano Barroso nos confirmó que habían recibido la carta y que en la medida de lo posible nos ayudarán.

Otras acciones directas, por ejemplo, la del Día Mundial del Teatro nos juntamos para recitar Calderón de la Barca, y tenemos intención de hacer más acciones y hacerlas virales. Ahora estamos grabando dos iniciativas más y estamos organizando, para llevar a Matadero Madrid, un grupo de lectura experimental dramatizada, integrado no solo por personas negras. La idea es leer textos y a los seis  o siete meses llevarlos al teatro, como he dicho, invitando a otros colectivos, representando en el escenario la multiculturalidad real del escenario de la vida, en el que somos todos completamente iguales.

Por otro lado, ofrecemos en la web un directorio de actores y tenemos también la intención de hacer cursos de maquillaje e iluminación de pieles oscuras. No saben maquillarnos ni iluminarnos porque no están acostumbrados.

También vamos a editar una Newsletter para informar de los trabajos que van haciendo las personas que forman parte de The Black View, o las personas vinculadas a nosotros, para que haya un constante flujo de información sobre lo que van haciendo. Y en el apartado de Castings, queremos que las productoras manden las convocatorias a través de nuestra página web.

¿Habéis pensado dar charlas en colegios?

Sí. Hay una iniciativa que plantea dar charlas en los colegios, porque es un tema del que hay que hablar no solo entre la gente mayor, sino también entre los jóvenes. Hay que hacerles comprender que llamarnos negros no es un insulto, que no nos ofende. Es importante quitar el poder a la gente que lo utiliza en tono peyorativo y quitárselo definitivamente. Para ello es fundamental trabajar desde los colegios.

¿Qué respuesta habéis recibido del resto de compañeros, de la industria, de las instituciones?

La Unión de Actores nos apoyó desde el primer momento. Ha habido muchos compañeros que nos han llamado para darnos su apoyo, lo que nos hace darnos cuenta de que vamos por buen camino. También recibimos muchísimas llamadas de madres con chavales jóvenes que nos dan las gracias por lo que estamos haciendo. Nos cuentan que su hijo nos vio en televisión, o en el Día Mundial del Teatro, o nos piden ayuda para que sus hijos puedan dedicarse al mundo de la interpretación.

Además, queremos destacar que esto no lo hacemos para conseguir un lucro personal, sino para conseguir que toda la comunidad, y sobre todo los jóvenes, no pasen por lo que hemos pasado algunos de nosotros.

En cuanto a las instituciones, de momento no nos hemos acercado. Ha habido partidos políticos que se han acercado a nosotros, pero en principio no tenemos intención de politizarnos. Cada uno, naturalmente, tiene sus ideas pero no queremos llevarlas al grupo. Ha habido contacto con Naciones Unidas, porque en España se están pasando a la torera las resoluciones del Decenio Internacional para los Afrodescendientes. Sabemos que las resoluciones de la ONU no son vinculantes, pero… nos han visto, nos han leído y se pusieron en contacto con nosotros para mantener una colaboración, de manera que todas las acciones que hagamos vengan acompañadas del sello de Naciones Unidas.

¿Tenéis algún soporte económico?

Somos asociación cultural. No es un grupo piramidal. Todos somos exactamente iguales. Y queremos dejar claro que esto no es un grupo de negros, es un grupo de personas, con lo cual cualquier persona que venga y se sienta identificada con esta causa es bienvenida. Sea del color que sea y sea de la ideología que sea.

¡Me vas contestando por adelantado a las preguntas! (Risas)…. ¿Todo el mundo tiene cabida en The Black View, entonces?

Actores, fotógrafos, periodistas…. Da igual. Me encantaría que nos vieran un día, cuando estamos todos funcionando. Porque ya nos ha pasado más de una vez que nos han dicho que desprendemos mucha energía y fuerza y que estamos haciendo como una especie de terapia de grupo. Porque todos hemos vivido las mismas experiencias racistas. Por ejemplo, la que llamamos la pregunta al cubo: ‘¿De dónde eres? – De Palma de Mallorca; no, pero de dónde- De Palma de Mallorca; Ya pero de dónde… – Quieres decir mis padres. Mis padres son de Guinea Ecuatorial, yo soy español’.

O llamar por teléfono para alquilar una casa, decirte que sí, llegar a la casa, llamar, ver cómo miran por la rejilla, saber que te están viendo y no abrirte la puerta.

Tenemos en marcha la edición de un libro con todas estas anécdotas que nos han ocurrido. Hay mucha gente que desconoce esta situación y queremos hacerla visible. No obstante, yo tengo un dilema, una especie de lucha con el tema del racismo, porque no sé hasta qué punto es racismo y hasta qué punto es ignorancia. Creemos que es importante que se conozcan todas estas anécdotas que van desde la risa hasta el llanto, porque hay anécdotas realmente muy duras. La idea es publicar el libro y que la gente cuando lo lea se sienta ridícula.

¿Ofrecéis asesoría jurídica?

Sí. Tenemos una abogada que ofrece asesoría siempre en el ámbito de la actuación y la interpretación.

Alguna denuncia flagrante que os haya llegado recientemente.

Hace tres meses, a Santiago Zannou, director de cine y ganador de un Goya. Estaba viendo un espectáculo callejero, entre miles de personas, se le acercó la policía y le pidió el carné. Al preguntar por qué, le dijeron que no hiciera preguntas y que sacara la identificación. No solo fue  un momento incómodo, sino que la policía le denunció y ahora tiene un juicio. Le denunciaron porque al pedirle la documentación preguntó los motivos y pidió el número de placa a los agentes.

Por eso, la idea de The Black View es tender la mano y por eso, ya estamos empezando a conectar con otros colectivos como Espacio Afroconciencia. Porque nos hemos dado cuenta de que  tenemos que darnos la mano varios colectivos para hacer más fuerza y más presión para conseguir el cambio.

El proceso es lento y muy doloroso. Vemos injusticias a diario. Y a raíz de exponernos, yo, en mi caso, voy con la idea de que no voy a trabajar más, pero estoy dispuesto a sacrificarme si con este movimiento abrimos el camino a otros compañeros.

Y para terminar ¿Qué papel te gustaría hacer?

Estoy preparado para hacer cualquier papel. Llevo actuando e interpretando toda mi vida y eso lo he heredado. En mi familia somos todos artistas. A mí me gustaría interpretar a un héroe. Pero no un héroe de capa. Un hombre capaz de sacar adelante a su familia en contra de toda la adversidad. Eso me parece maravilloso. Ése es el personaje que para mí sería ideal, porque se aleja completamente de lo que he hecho hasta ahora. He hecho de matón, de guardaespaldas, de agente de la CIA… y me encantaría un personaje normal y corriente, pero un personaje con matices. Porque no nos permiten hacer personajes con matices.

Algo similar al personaje de Will Smith en ‘En busca de la felicidad’…

Umm! (exclama Armando con cara de ilusión) Algo así.

En Estados Unidos este tipo de trabajos está más normalizado…

¿Sabes lo que me parece? Que en este país, las dos series más vistas de todos los tiempos han sido El Príncipe de Bell-Air y Cosas de Casa, dos series con todos sus personajes negros. Es tan absurdo.

1 Comment
  1. Excelente entrevista. Excelente noticia la existencia de este colectivo. Excelente y necesario proyecto. Todo mi apoyo y entusiasmo. Soy escritor y te tocado y todo mucho este tema. Les buscaré. Les escribiré. Me intentaré. Gracias. Alexis

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies