Escribir para deshacer los prejuicios y estereotipos

Helena Gutiérrez Espí, autora de Unos baklava por amor

Mary se enamora de Ayran porque, a pesar de ser turco, está occidentalizado, por lo que hace cosas dentro de la “normalidad”. Sin embargo, sus hermanos no le caen bien porque no están lo suficientemente “integrados”. Ella es una joven española, que hace cosas dentro de lo que, a su parecer, se catalogaría como “normal”: va al gimnasio, le gusta la moda y ver Tele 5.  Él es un joven turco que representa la tradición, pero que está adaptado. Adaptación que Mary le otorga porque es dueño de varios kebabs y dispone de una situación socioeconómica respetable.

Se trata de los protagonistas de Unos baklava por amor, la maravillosa primera novela de Helena Gutiérrez Espí, profesora de Educación Secundaria y Bachillerato, ganadora del II Certamen Literario para la Igualdad (Casa de la Dona, Elche) con el relato Dando lecciones. En la obra rompe a golpe de humor, ironía y sarcasmo, a la vez que evidencia, el sinsentido de los prejuicios imperantes en la sociedad sobre el Otro (no occidentales). Sin embargo, la obra se inicia cuando los dos emprenden el viaje a ese “salvaje mundo incivilizado”.

Al llegar a Turquía (ella lo llama “Tercer Mundo”), Mary se queda sorprendida porque se esperaba un mundo de “retrógrados primitivos”. La protagonista reproduce todas y cada una de las “verdades absolutas” que nos venden los medios, el arte y la industria del conocimiento. ¿Cómo contribuye el libro a minar esta visión occidental?

Como bien has apuntado en la introducción, he intentado hacerlo desde el humor y la ironía. Vemos a través de los ojos de la protagonista, la Mary, cómo es Turquía (podría haber elegido cualquier país de mayoría musulmana, pues lo que pretendía era criticar la visión occidental sobre el Otro, en este caso, los musulmanes). La Mary representa esa visión llevada al extremo, aunque a veces la realidad supera la ficción. Poco a poco se va dando cuenta de que no todo es como le han contado. Va a ser gracias a la ayuda de otro personaje, Gozleme (una femimora), que la Mary va a ir quitándose las gafas etnocentristas. La Turquía de mi novela es una Turquía ficticia. He intentado desmentir algunos de los prejuicios que suele haber sobre los/las musulmanes/as a través de Gozleme. Los estereotipos están tratados con humor, al menos eso he pretendido, y como he dicho antes, aunque algunos comentarios que hacen personajes como los padres de la Mary (personajes abiertamente islamófobos) puedan parecer exagerados, en la realidad no lo son tanto, desgraciadamente.

Mary considera a todas las mujeres de África (en realidad se refiere a Turquía) como sumisas porque no se rebelan contra unos hombres retrógrados y agradece haber nacido en España “donde eso no sucede” ¿Es este el feminismo colonial que dice a las moras que son incapaces de pensarse y que necesitan un Occidente que las libere?

Así es. Para la Mary, como para el feminismo hegemónico, la liberación es sinónimo de occidentalización, de dejar atrás la creencia espiritual (el islam): desislamizarse. No se puede ser feminista siendo musulmana. Cambiar el hiyab por la minifalda es “liberarse” y cambiar o el Ramadán por el botellón es “integrarse”. Hago una crítica de todo ello en la novela.

Respecto al tema del hiyab y la idea que a menudo se tiene de que “obligan a las mujeres a llevarlo”, hago una parodia pero cambiando el pañuelo por unas babuchas. A la Mary le quitan sus zapatos de tacón de marca y la obligan a ponerse unas babuchas, como “manda la tradición”. Para ella supone un auténtico trauma y un atentado a la moda. No desvelo cómo se resuelve el asunto.

Las mujeres occidentales estamos tan “liberadas” que nos siguen cosificando, acosando, violando y asesinando.

Sin embargo, ella es presa de la dieta, de su cuerpo, de los zapatos Gucci, del patriarcado. ¿Es el efecto boomerang del que nos habla Sirin Aldbi Sibai -citando a Mohanty- y que devuelve a las mujeres occidentales esa imagen de liberadas?

Ella es una mujer alienada. La Mary es de las que afirmarían que “ni machismo ni feminismo” o de las piensan que el feminismo ya no es necesario en Occidente. Todo eso mientras es una auténtica esclava de la moda y del culto a los cánones de belleza normativos que se nos imponen a las mujeres en el “mundo civilizado” (ironía). “Estoy liberada pero si no me depilo no puedo ir a la playa”. “Estoy liberada pero si no tengo una 38 no puedo ser portada”. “Estoy liberada pero sin maquillaje no salgo de casa”. “Las pobres moras sí que están oprimidas, no como nosotras”.

Las mujeres occidentales estamos tan “liberadas” que nos siguen cosificando, acosando, violando y asesinando.

En una parte del libro, Mary no entiende cómo ante “las injusticias que sufren las turcas” no se manifiestan, sin embargo, cuando las ve manifestarse expone: “En España no lo hacen porque son libres” ¿Cómo contribuye la parodia a cambiar esas ideas preestablecidas?

En el libro aparecen varias feministas islámicas (Wadia Shawarma y Hawa Harira) y hay una manifestación en la que reclaman sus derechos. La Mary se sorprende al verlas manifestarse porque ella nunca ha visto una manifestación feminista (ella cree que en el mundo en el que vive no existe el patriarcado y, por lo tanto, ese tipo de manifestaciones no es necesario). En la novela son los personajes femeninos (las femimoras) las que muestran que la lucha feminista no es cosa únicamente de mujeres occidentales (con humor, por supuesto). Como muchas personas en Occidente, la Mary piensa que el machismo es monopolio de los musulmanes y que las musulmanas no son capaces de luchar por sus derechos por sí mismas. Cito a bell hooks: “A menudo las feministas blancas actúan como si las mujeres negras no supieran que existía la opresión sexista hasta que ellas dieron voz al sentimiento feminista. Creen que han proporcionado a las mujeres negras ‘el’ análisis y ‘el’ programa de liberación…”. Cambia “negras” por “musulmanas”.

Hay un personaje con el que me he reído mucho y que me recuerda a un dirigente político, que además de racista ha demostrado ser un machista. Hablo de Raki Köfte, el hermano del protagonista, militante de un partido político ficticio que se presenta a las elecciones con el lema “Limpiando Turquía”. ¿Los personajes de esta novela son figuras de nuestro tiempo?

Los personajes de la novela son todos ficticios, aunque puedan recordar a figuras actuales. Me he inventado la situación política turca (mediante el humor y la parodia) y para ello puede que me haya inspirado en algún que otro político del panorama español. Todo es una parodia pero, como he dicho antes, a veces la realidad supera la ficción. Además de Raki Köfte, líder del PNO (Partido Nacionalista Otomano), aparece otro político, Omar Mezquitas, un derviche giróvago que lidera el partido (también ficticio) Giremos. Son las lectoras y lectores quienes deben sacar sus propias conclusiones al respecto.

¿Habrá segunda parte?

Mucha gente me lo pregunta. Quieren saber qué será de la Mary. Tengo alguna idea en la cabeza. Me planteo coger el personaje de Hawa Harira (la feminista islámica que concursa en Gran Musulmano en la novela) y traerla a España. Igual que en esta novela vemos “Oriente” a través de los ojos de un personaje etnocentrista e islamófobo, sería interesante escribir una historia en la que fuera una femimora la que cuente cómo es Occidente a través de su mirada, que por una vez esos Otros sean los occidentales, tirando también de supuestos estereotipos y prejuicios sobre ellos para mostrar lo absurdo de las generalizaciones e ideas preconcebidas. Creo que podría ser una buena idea traer a Hawa Harira a hablar de feminismo islámico a Occidente. ¿Qué le parecerá a la Mary? ¿Se habrá curado de su alienación y de su islamofobia? ¿Querrán escuchar las feministas hegemónicas lo que Hawa tenga que contarles?

Continuará.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies