Protestas frente a la embajada de Libia contra la trata de africanos

Una mujer agarra el megáfono durante la protesta frente a la Embajada de Libia en Madrid / Youssef Ouled

Cientos de personas protestan frente a la embajada de Libia para exigir la puesta en libertad de los refugiados y migrantes que se han convertido en mercancía en el país norteafricano. La concentración estaba convocada por diferentes asociaciones africanas y afrodescendientes bajo el lema “paremos la venta de nuestros hermanos y hermanas negras”. 

La indignación y la rabia se palpaba en el ambiente, también el llanto, pero sobre todo los gritos de cientos de personas en contra de las políticas europeas en materia de inmigración que impiden a estas personas seguir su trayecto. “Es Europa quien nos impide pasar, quien nos aborda, quien nos pone vallas”, explica un joven a pleno pulmón, “es Europa quien nos mata”, grita otro acompañante. Los gritos tienen dos objetivos, Europa es el primero, el segundo es Libia, con quien la Unión Europea acordó, dinero mediante, impedir que las personas migrantes y refugiadas pudieran desplazarse a través del Mediterráneo.

La concentración fue convocada tras la publicación de pruebas gráficas en un reportaje de la CNN a mediados de este mes, donde salía a luz la subasta de personas migrantes que tuvo lugar a pocos kilómetros de la capital de Libia, Trípoli. Desde entonces la indignación ha recorrido el continente africano, donde se han escuchado las denuncias más fuertes. Desde el gobernador de Malí que llamó al embajador de Libia al poco tiempo, al de Burkina Faso y Níger que pidieron un posicionamiento internacional. Ruanda se ofreció a recibir a 30.000 migrantes que quisieran salir del país del Magreb. Hoy, eran las propias personas africanas quienes protestaban frente a la embajada.

También se escucharon gritos continuados contra la historia colonial de Occidente y contra el neocolonialismo presente, en una de las intervenciones se ha defendido que quien debe posicionarse y actuar es la Unión Africana, no la comunidad internacional. Otro hombre, cogió uno de los megáfonos para manifestar su cansancio, “cansado de ver cómo los medios de comunicación siempre que hablan de nosotros (en Europa), hablan de las hambrunas, las guerras o las epidemias, esa es la imagen que venden de nosotros”. 

Entre el público también había un joven camerunés que conteniendo el llanto denunció haber sido vendido cuando tenía 15 años: “me vendieron en la frontera de Níger, me quitaron todo lo que tenía, la ropa… solo tenía 15 años”. Con un hilo de voz inquebrantable narró cómo vio morir a muchos de los amigos que lo acompañaban. “Venimos aquí a decir que somos personas con derechos”.

El megáfono circuló de mano en mano, como mecanismo de denuncia eficaz ante unos gritos que no cesaron y que apenas conseguían imponerse, esta vez fue una mujer quien denunció la situación que viven personas que huyen del hambre, la pobreza, el terrorismo, para acabar en un mercado de compra y venta, “estamos aquí porque nos esclavizaron, nos violaron, vendieron nuestros cuerpos, nuestra fuerza de trabajo”. Se apropió de los clichés que imperan en la sociedad para continuar su arenga: “nos dice que África es un país, que somos todos iguales, está bien pues seámoslo, seamos una sola piel, seamos una sola persona y permanezcamos unidos”. La concentración acabó invitando a los asistentes a una marcha que saldrá de Cibeles con dirección a Puerta del Sol. La fechas y hora se anunciarán próximamente.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies