Volar desde Italia y ser acusado de llevarte una colonia de 1.50€

Fotografía de las colonias.

El pasado 7 de febrero entre las 11 y las 12 horas se encontraba Awa en el supermercado donde hace la compra casi a diario, el Mercadona del bario Los Rosales, distrito de Villaverde, en Madrid. Una vez abonado el importe de la compra correspondiente, se les acercó una dependienta de la sección de perfumería y les pidió el ticket de compra para ver si en él figuraba una colonia por un valor de 1.50€. Al ver que no aparecía les preguntó: ¿dónde habéis dejado la muestra que os estabais probando?.

Awa, que prefiere no exponer su nombre real, es una senegalesa de nacionalidad española que lleva 27 años en España. Esa mañana acababa de recoger a su hermano del aeropuerto, había venido de Italia para visitarla. Antes de llegar a casa decidieron pasar por el super de siempre. Su hermano, que estaba con ella en todo momento se sorprendió al ver que se vendían colonias a 1.50€, así que decidió probarla. “La probó, pero dijo que olía mal y la devolvió a su lugar, seguimos haciendo la compra”, recuerda.

La pregunta había dejado a Awa bloqueada, en francés, puesto que él no habla español, pidió a su hermano que acompañara a la dependienta a enseñarle dónde se encontraba la muestra que había probado. Al poco escuchó ruidos de discusión. La versión de la dependienta fue apoyada por el vigilante de seguridad, decían haber visto como se llevaba la colonia. Awa, que veía a su hermano después de que este recorriera miles de kilómetros esa misma mañana preguntó por la dependienta que afirmaba esta acusación. “Nos dijo que la había metido en su bolso cuando el no llevaba ninguno porque se de lo dejó en el coche”.

“Lo que más me enfadó fue ver cómo además del trato irrespetuoso, el vigilante de seguridad que desde el principio nos identificaba como inmigrantes, intentaba amedrentarnos amenazando con llamar a la policía”, indica esta mujer que tiene una discapacidad física que le impide estar de pie, pero que tuvo que aguantar cerca de 15 minutos “junto a un vigilante que nos tenía retenía”, hasta la llegada de la Policía.

“Quizá sería aconsejable ir a cuál es el fondo de estas acusaciones”.

Cuando llegaron las autoridades identificaron a las dos personas acusadas. “Nos registraron de arriba abajo, registraron mi bolso, el abrigo de mi hermano. Fue humillante, delante de todo el mundo y en la entrada principal del Mercadona”, recuerda con impotencia Awa, quien explica que queriendo quitar importancia y sin ningún atisbo de disculpa, los empleados se habían justificado: “en este Mercadona roba mucha gente”. “Al final, nos dijeron que si no nos gustaba el trato recibido podríamos ir a comprar a otro sitio”. Cosa que Awa, una persona que lleva 15 años en el barrio y compra en ese establecimiento desde su apertura, hará. “Nadie puede acusar falsamente, no se puede ver algo que no ha ocurrido. Quizá sería aconsejable ir a cuál es el fondo de estas acusaciones”.

Después de esta humillación, la Policía les dijo que se podían marchar. Awa quiso poner una reclamación pero no se fiaba de las personas que iban a gestionarla, “delante de las autoridades tuvieron un comportamiento totalmente falso”, justifica. Dos días después puso la queja.

Cuando fue a poner la reclamación fue atendida por una persona que se identificó como encargado, “el no había estado el día de los acontecimientos así que marchó a hablar con el vigilante de seguridad”. Tras hablar con él y devolver la queja con las alegaciones, la indignación de Awa fue en aumento. En esta se indicaba que ella y su hermano, habían cogido la muestra de colonia y cuando en caja se les pregunto por este producto “comenzaron a gritar e insultar a los empleados implicados teniendo que intervenir el empleado de seguridad”. “Me pregunté como es posible que traten así a los inmigrantes y después mientan de una forma tan descarada”, comenta Awa. En la nota además añaden desde el establecimiento, “en ningún momento se les acusa de nada”, cuando desde un inicio la sospecha y posterior retención parte de una acusación. Su hija entregó el pasado viernes la queja en la Oficina del Consumidor.

“Este trato que hemos recibido, es el trato que se da a los migrantes y así es como pretenden combatir los robos que tienen, pisoteando la dignidad de las personas. Se debe luchar contra los robos, pero no a cualquier precio, sobre todo no a base de prejuicios infundados y con trato humillante hacia los clientes”, concluye.

Desde este supermercado han explicado a Esracismo que lo que awa escribió en la queja no se asemeja a la realidad de lo sucedido, “simplemente se le preguntó por la colonia que habían cogido y habían echado en la bolsa de la compra y que luego no paso por caja. Fue en ese momento cuando se pusieron muy nerviosos. El acompañante de esta persona fue quien se puso más agresivo y a insultar en otro idioma, es ahí cuando interviene el vigilante de seguridad”. Sostienen que no entienden por qué alega haber sufrido un trato diferente por ser migrante cuando “en esta tienda hay gente de más nacionalidades”.

Los policías que vinieron eran dos hombres y no la registraron a ella, explica el encargado. “Lo único que les dijimos es que nos indicaran dónde la habían dejado. No llamamos a la policía por una colonia, sino por la situación de riesgo y la agresividad de este hombre, ambos estuvieron en una actitud amenazante hacia los empleados. Pensábamos que al final pegarían a alguno de nosotros”.

Unos días después llamaron a Awa desde el establecimiento para disculparse, unas disculpas incompletas para esta vecina de Los Rosales, “el caso es que reafirman la mentira en la hoja de reclamación”, lamenta.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies