Putochinomaricón: “Se hace activismo desde el enfado y este surge desde tus vivencias”

Durante la entrevista con Chenta Tsai / Youssef Ouled

“Se me mezcla el chino, el inglés y el español, es una mezcla muy rara, pero bueno lo hago todo mal así que no importa”, explica Chenta Tsai (26 años), conocido como Putochinomaricón. Se define como una persona que peca de ser demasiado sintética, que sería incapaz de desarrollar un ensayo hablando sobre racismo, por eso su antirracismo es otro, prefiere resumirlo en una canción. Se pregunta por qué hay que estar constantemente explicando qué es o no racismo porque “es realmente agotador”.

Es una persona orgullosa de ser lo que es y de ser quien es, pero a su vez, de estar constantemente aprendiendo, en un proceso de permanente deconstrucción. “Suena absurdo, pero realmente fue hace poco que salí del armario y hace poco asumí que como persona migrante mis sentimientos también son válidos… porque hasta entonces me habían hecho entender (la sociedad) que ocupaba un espacio que no me corresponde llegando a aceptar que merecía que me llamasen chinito”. Un acto, que según explica, está muy normalizado y que ha detectado en otras personas “¿por qué tengo que pedir perdón por lo que soy?”.

Esa concienciación es la que le ha permitido detectar esos racismo diarios, hace poco se conmemoraba el año nuevo chino (año del perro) y él era una figura estrella en la celebración. Sin embargo, sufrió un incidente de yellowface por parte de una chica disfrazada, “se había vestido con kimono y me saludaba rasgándose los ojos e inclinándose para saludarme, ¿es realmente necesario?”, se pregunta. Consciente de que hay mucho que cambiar hizo una denuncia en redes sociales a la que la persona en cuestión respondió diciendo que lo había visto en una peli, “¡es que es eso lo que yo le recriminaba!, pero le quitan importancia sin darse cuenta que fomentan esos prejuicios. El yellowface no hace otra cosa que normalizar la violencia y el odio”. También se muestra crítico con la organización del festival de año nuevo chino: “yo era la única persona asiática”.

¿Cómo funciona el yellowface? “Tengo una canción que dice: el señor de la RAE es un señor inepto que admite el sexo débil, pero no el género neutro. Yellow facing es cuando utilizan maquillaje o comportamientos para emular las características de una persona asiática: se achinan los ojos, etc. lo hacen para el entretenimiento, igual que el blackface. También se puede ver en la comedia romántica de Desayuno con diamantes, es patético y es muy racista”.

Pero, ¿por qué Putochinomaricón? “Ojalá me llamasen Tsai, pero es que toda mi vida me han llamado puto chino y maricón, he reclamado esta forma con la que se me ha calificado”. Comenta que por este nombre artístico ha sido censurado en diferentes espacios, hace poco un ayuntamiento dijo sentirse ofendido con esta denominación. “No tienen derecho a ofenderse, si me llamo así es por mis vivencias, por una causa política y de denuncia. A lo mejor deberían plantearse por qué me llamo así, en lugar de pensar: `mira este chino que viene a crear polémica´. Mucha gente piensa que es lo que busco, pero es una consecuencia. Me han llamado así toda la vida y este es el resultado. Me hace gracia que aún me censuren por esto, que haya espacios a los que no pueda acceder. Incluso en la Embajada de China se sienten ofendidos por mi nombre”.

“Ojalá me llamasen Tsai, pero es que toda mi vida me han llamado puto chino y maricón, he reclamado esta forma con la que se me ha calificado”

¿De dónde surge Putochinomaricón? “del ‘ya estoy harto’. Pensaba que si no soy radical y no escojo ningún nombre radical para mi proyecto artístico, nadie me va a escuchar, sinceramente. También quería crear un referente para mí. A veces pienso, ¿qué es lo que me gustaría haber visto en mi yo de 5 años? Mis únicas referencias eran las Spice Girls, Britney Spears… me empoderaban con eso del “girl power”. Me hubiera gustado tener más referentes migrantes, pero no conocí a Marsha Johnson desgraciadamente hasta hace dos años. Ojalá lo hubiera hecho antes. Mis referentes son diversos y dispares. Me inspira mucho Marsha, pero también Chaplin, Samantha Hudson o lo trash… porque me encanta la gente que reivindica a través del humor. Nuestra reivindicación es tan densa que la gente no quiere escucharlo porque no le interesa y entonces dije, pues con toda la gracia, lo voy a meter en canciones pop y fusionar dos cosas que no tienen nada que ver. Hay muchos referentes que están empezando a utilizar herramientas mainstream para reivindicar y darle contenido. Parece vacuo, pero lo escuchas y te das cuenta de que tratan temas muy importantes. Me encanta ese doble sentido, el juego de meter algo con tanto mensaje en algo tan vacuo. Lo más importante es ser una persona auténtica y, por eso, todo lo que canto gira en torno a mi vida que es muy costumbrista. Estoy todo el día en casa ‘No tengo wifi’ y lo que compongo está arraigado a mi vida cotidiana. Coger cosas que voy escuchando y que me afectan y transmitirlo en pop, denuncia e ironía”.

Desde el “humor”, en el último programa del año en Televisión Española,  José Mota dedicó el especial de nochevieja a un programa que denominó ‘Bienvenido Mr. Wan-Da’ con canciones que parodiaban y preguntaban “¿qué puede pasar cuando los chinos se hagan con España? o ¿qué será de nosotros, si sus costumbres van importando?”. “José Mota es una persona muy mediática y ha dedicado un sketch de una hora y media en nochevieja para meterse con la población china. Encima en la televisión pública, la que todos pagamos y nadie dice nada. Culpo a las personas públicas en general por invisibilizar estas cosas. Hay una población china grande en Madrid de la que se están riendo y no se pueden defender, no tienen las condiciones para reivindicar y por eso yo intento reivindicar todo lo que pueda. Se meten con quienes saben que no se va a pronunciar. En ese mismo programa hicieron un sketch para apoyar al Feminismo, mientras que el tiempo restante lo dedicaron a meterse con la comunidad china”.

¿Un racismo disfrazado de humor? “Me recuerda a Donald Trump que, como tiene Twitter y dice ‘tonterías’, se le resta importancia a las mierdas que está diciendo y haciendo al mundo. Mucha gente recurre a estas herramientas para discriminar porque ve que cuela y Trump lo hace a la perfección. Se normaliza demasiado”.

¿En la cotidianidad encontramos esa normalización, en expresiones tan comunes como ‘ir al chino’? “Se fomentan prejuicios que asocia “el chino” con bazares baratos. Se hace desde la superioridad, hacia una raza con algo inferior, barato, sucio. Estas connotaciones negativas son muy peligrosas. En América utilizan mucho el “modo minority”: mira los chinos qué bien se adaptan a nuestro sistema, por qué los afroamericanos no. El modo minority utiliza a una población oprimida para discriminar a otras. Nos utilizan, somos el conejillo de indias para discriminar a otras personas y comunidades. Intento no solo hablar sobre la comunidad asiática sino a todas. Es más, nosotros tenemos ciertos privilegios que otras comunidades racializadas migrantes no tienen”.

Pero según La Razón, España es menos racista de lo que cree. “Basta con irse a la calle a mirar en vez de fiarse de sus ‘estadísticas’. ¿Quién hace las estadísticas? El panorama es muy diferente a lo que piensan. Creo que es importante hablar desde tu vivencia. Si nunca lo has vivido ¿cómo dices estas cosas que realmente son dañinas? En comparación con qué no hay racismo. Todos los países europeos son racistas.”

¿Qué dicen tus padres? “Me dicen por qué me esfuerzo tanto, con lo fácil que es vivir callado. Que tengo que hablar para la ‘mayoría’. He convivido y sufrido el racismo toda mi vida, es imposible no hablar sobre ello. Me sale natural. Mis padres son de otra generación, se piensan inquilinos porque tienen miedo y no se dan cuenta. Yo lo he descubierto en todos los padres de primera generación, todos los que han emigrado. ‘El mundo de fuera no lo ocupes porque no perteneces y estás molestando. Vamos a movernos entre chinos’. ¿Por qué no se denuncia que hay muchas familias migrantes y racializadas que sufren depresión porque no tienen contacto suficiente con el mundo exterior? se les expulsa de la sociedad hacia la soledad. Ven que el entorno es hostil, no se sienten parte de los espacios españoles, no lo ven como una opción. Yo he empezado a vivir muy tarde mi vida. Vivía en una burbuja porque me querían proteger de esa violencia, empecé el proyecto cuando me di cuenta de esto, en plan ‘mis emociones son válidas’. Mis padres poco a poco van venciendo ese miedo., pero aún me dice: ‘a ver hijo cuándo te cambias el nombre’ (se ríe)”.

¿Un activismo inseparable de lo artístico? “Con todo lo que me sueltan todos los días, considero que es activismo diario. Si te enseño los mensajes que me mandan o las cosas que me sueltan por la calle, amenazas de muerte que son el pan de cada día. No me atrevo a decir que soy activista, pero soy activo. Llevo mi discurso en lo público y en lo privado, lo llevaré siempre. No habrá un concierto en el que no denuncie el trato a las migrantes y racializadas. Mis performance son activistas de por sí, buscan descolonizar espacios es los que no suelen darnos acceso. No hay gente asiática en los conciertos porque son espacios hostiles. Veo gente racializada en mis conciertos y es lo que más me llena. La canción de ‘Tú no eres activista’ también va dirigida a mí, es autocrítica. Cuando veo una injusticia, lo digo en todos los entornos. Es una crítica al activismo tipo ‘change.org’. Es imposible defender todas las causas. Es el peligro de coger el activismo como si fuera una moda banal, no caigas en la falsa moral, es peligroso. Se hace activismo desde el enfado y este surge desde tus vivencias. Denuncio el activismo vacuo y superficial, sobre todo el de esas personas que luego te dicen: ‘No soy racista porque tengo amigos negros’.”

1 Comment
  1. ¡Fantástica entrevista Sr. Tsai! Por fin alguien tiene la valentía de contar las cosas con esa frescura y franqueza. Sigue reivindicando tu lugar en este país y que se enteren los demás que eres tan español como cualquier otro que haya nacido aquí. Somos un país de ignorantes debido al grave déficit educativo, que provoca que falsas creencias y prejuicios sean difíciles de derribar. Gente como tú es tan necesaria para cambiar la mentalidad de la gente. Eres un gran referente de la diversidad. ¡Que se vayan enterando los demás!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies