Redes sociales para identificar agresiones racistas

Sucedió el pasado domingo 29, Dantong Zhang, una joven china de 22 años estudiante de español tomó el tren de Fuengirola dirección a Málaga sobre las 6.10 AM, como explica en su muro de Facebook. De repente noto que alguien la estaba golpeando en la cabeza, se trataba de un grupo de estudiantes que comenzaron a insultarla mientras la grababan en video. Uno de ellos, al que sus compañeros se dirigían como José, fumaba dentro del vagón y le tiró un cigarrillo a la cara que consiguió esquivar, al tiempo que le gritaban “puta china”, “vuélvete a tu país”.

Explica en unas declaraciones al Diario Sur que venían de visitar junto a unos amigos la Feria internacional de Los Pueblos, celebrada en Fuengirola, del 27 de abril al martes 1 de mayo. Estaba cansada así que se marchó al último vagón, donde se encontraba un asiento libre de un tren lleno. Se quedó dormida. La despertaron los golpes en la cabeza, allí había una docena de jóvenes de entre 15 y 17 años que acto seguido comenzaron a humillarla imitando el habla china, no consiguió entablar contacto visual con ninguno de ellos. Continuaban golpeándola y grabándola. Cansada se puso de pie frente a ellos y les pidió que la dejaran en paz. No sirvió de nada. Era ella contra ellos, en un tren lleno de personas.

“Estos comportamientos son inaceptables y, además, racistas. Por eso he decidido plantarles cara y defenderme, tal y como hice en el tren”, señala en su texto de Facebook, donde pidió ayuda a través de una foto que realizó para identificar sus agresores. En su muro describe a estos jóvenes como “españoles de alrededor de 15 años, uno de ellos dijo que está estudiando en una escuela privada de inglés, tenía acento británico”. Unos días después se personó en una comisaría de Policía donde denunció las agresiones racistas. Las redes sociales hicieron el resto, con miles de usuarios compartiendo su escrito consiguió que se identificaran a algunos de los agresores. La foto que acompaña este texto es la del joven que propinaba los golpes, según Zhang. Una foto que realizó mientras ellos se bajaban en la parada de tren de Arroyo de la Miel.

La mayor decepción de la joven fue que a pesar de que el tren estaba lleno (como se puede apreciar en la foto) nadie hizo nada por ayudarla, como explica a Diario Sur. Recuerda que unas chicas le echaron una mano y gritaban desde el fondo para que la dejaran en paz. Una de ellas, acudió para sentarse a su lado. Es precisamente a ella, a quien dedica su último agradecimiento en la denuncia que hizo en redes sociales ese mismo domingo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies