“Es una impudicia que el partido que ha utilizado el ‘miedo al moro’ como arma electoral me quiera denunciar por incitación al odio”

Yonaida Sel-lam / Cedida por la entrevistada

El Partido Popular de Melilla avisó con interponer una querella criminal contra la presidenta de la asociación Intercultura, Yonaida Sel-lam, por una posible “incitación al odio”, según ha informó la formación política. El motivo, unas declaraciones en las que esta melillense de origen amazigh pidió a la comunidad musulmana de la ciudad autónoma no votar a la formación popular “por dignidad”. Además, el secretario general del PP de Melilla, Miguel Marín, ha llegado a calificar estas declaraciones de “ilegalidad”, e incluso, añadió que, “rozan actitudes xenófobas contra una parte de la población de la ciudad”.

Hablamos con Yonaida Sel-lam para conocer el origen de este intento de silenciamiento por su activismo “incómodo” que lucha por los derechos de los y las melillenses, y así saber por qué pidió a los musulmanes melillenses que “por dignidad”, no voten al PP en las próximas elecciones autonómicas.

Es una auténtica impudicia que el partido que ha utilizado el “miedo al moro” como arma electoral me quieran denunciar por incitación al odio.

“Incitación al odio, actitudes xenófobas” ¿Cómo interpretas estas palabras en una ciudad en la que has señalado se “lleva tiempo practicando racismo institucional”?

Es una auténtica impudicia que el partido que ha utilizado el “miedo al moro” como arma electoral me quieran denunciar por incitación al odio. Máxime cuando como ciudadana y activista estoy en mi derecho a calificar una mala gestión política, que además, es toda una afrenta hacia la principal festividad de más de la mitad de la población de Melilla. Convertir en delito una crítica al poder es un viejo vicio político tan viejo como el diablo, cuyo único fin, es acallar las voces discordantes, en mi caso es un aliciente para reivindicar y criticar aquello que es injusto.

¿Cuáles han sido tus declaraciones y a qué iban referidas?

Mi crítica viene derivada de las descaradas trabas que la Ciudad Autónoma está poniendo para que la Orden Ministerial pueda llevarse a cabo, no permitiendo el uso del matadero o la Plaza de Toros para que los musulmanes puedan celebrar su fiesta en Paz, después de tres años de boicot permanente con el único interés de que los musulmanes nos pleguemos a los intereses de los ganaderos, por eso considero y créame que no soy la única a la Consejera de Presidencia y Sanidad, Paz Velázquez, una declarada enemiga de nuestra comunidad, que además desde el Instituto de las Culturas que preside ha paseado la islamofobia por Melilla trayendo a personajes como el arabista Raad Salam, un declarado islamófobo y xenófobo. Nada nuevo bajo el sol. Se trata de una estrategia hipócrita y falaz de acusar a una rival incómoda de algo que ellos practican con bastante asiduidad.

¿Qué viene sucediendo desde el año 2016 con una de las mayores festividades musulmanas (Aid El Kebir) en una ciudad donde cerca de la mitad de su población es musulmana?

Sin base legal alguna se sacaron de la manga para prohibir el paso de corderos marroquíes un dictamen basado en la declaración de fiebre aftosa en Marruecos, que ya no existe y que así han señalado las autoridades tanto marroquíes como españolas, y que en la época en que se prohibió, para Melilla, tampoco podría haberse aplicado.

Según una consulta, en el año 2012, de la Delegación del Gobierno de Melilla a la Subdirección General de Sanidad Exterior, en referencia a partidas personales de productos de origen animal, importadas de Marruecos para consumo personal en Melilla se señala en un Dictamen que “NO EXISTE BASE LEGAL” para evitar a los ciudadanos la introducción en Melilla de productos de origen animal procedentes de Marruecos, siempre y cuando lo hagan en régimen de viajeros, en pequeñas cantidades y para su consumo personal y en la víspera del Eid Adha, los corderos se pasan para consumo personal, no para comercializar.

Ya el año pasado la ‘Plataforma en Defensa de Nuestras Tradiciones’, creada para denunciar las restricciones que el Gobierno estableció de cara al paso de borregos desde Marruecos para el Aid El Kebir- denunció que el PP estaba “manipulando a los ganaderos” ¿hay un boicot institucional a la celebración?

Sin lugar a dudas y los últimos acontecimientos así lo corroboran, la Orden Ministerial en el art. 2.1 no prohíbe la entrada de corderos desde Marruecos a Melilla, el matadero no puede ser destino del cordero por su incapacidad y por la negativa a cederlo de las autoridades locales, añadámosle que en el matadero no se pueden sacrificar los 5.000 corderos, si no se pueden tener los corderos en el domicilio, si no se pueden sacrificar los corderos en el domicilio y si las otras tres explotaciones no existen y si no se sabe quién va a gestionar las explotaciones que no existen, etc. Si esto no es boicot, apaga y vámonos. Mas claro imposible.

El PP aprobó una Orden Ministerial que impedía el paso de borregos, recientemente los socialistas han sacado adelante otra ¿Cómo limitan estas que la comunidad musulmana pueda celebrar una fiesta religiosa garantizada por la Ley Orgánica 7/1980, de libertad religiosa?

La Orden Ministerial incumple todas las normas de rango superior que ustedes se puedan imaginar: Art. 16 de la Constitución Española de 1978, la Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio de Libertad Religiosa y la ley 26/1992 de 10 de noviembre acuerdo de cooperación con la comisión islámica de España, porque dificulta la principal festividad de los musulmanes, que además es Fiesta Local.

¿Qué consecuencias tiene esto sobre la población musulmana?

Dificulta la celebración del Aid Adha, genera frustración, rabia y un profundo sentimiento de tristeza. Además de quebrantar la convivencia democrática. Pero no solo en este asunto, lo hacen también con la lengua Tamazigh, tratándola como lengua extranjera y no dándole el estatuto de cooficialidad que merece como patrimonio inmaterial de la ciudad, pero también es cierto que este agravio pueda servir de revulsivo y despertar las conciencias de la comunidad, como decía acertadamente Malcolm X: ” Si le das a la gente una comprensión profunda de lo que los enfrenta y las causas básicas que lo producen, crearán su propio programa, y ​​cuando la gente crea un programa, obtienes acción.”

¿Qué es lo que se pide desde Intercultura?

Dignidad, respeto y justo reconocimiento hacia todas las tradiciones y culturas, Melilla no es monocultural y los imazighen tienen derecho a que sus referentes culturales, históricos y religiosos sean reconocidos, respetados y no ninguneados.

Cuando hablo de racismo institucional lo enfoco y mucho en la política urbanística que fomenta los guetos, que prioriza unos barrios sobre otros

En una entrevista en mayo del presente año, hablaste de un “apartheid institucional” en los barrios marginados de la ciudad ¿Cómo se manifiesta este?

Cuando hablo de racismo institucional lo enfoco y mucho en la política urbanística que fomenta los guetos, que prioriza unos barrios sobre otros, barrios de la periferia carentes de muchas infraestructuras básicas y que además,  sus vecinos soportan  altos índices de pobreza, desempleo y fracaso escolar. Yo lo denomino Apartheid Urbanístico .

¿Cuál es la labor de Intercultura en Melilla?

Cuestionar el statu quo de la ciudad, que consideramos que no tiene en cuenta que la tardía adquisición de la condición de ciudadanos de pleno derecho de los Imazighen melillenses (movimiento que lideró Aomar Mohamedi Duduh) ha producido un claro desequilibrio respecto al resto de la ciudadanía y esto, guste o no, condiciona la realidad de la misma y dejar al descubierto, pese a las acusaciones de que buscamos la división de la sociedad melillense, lo que divide realmente a la población melillense es el alto índice de paro, el fracaso escolar (que ronda el 70%) y el hecho de que todos estos paupérrimos índices sociales los encabece una sola comunidad: la musulmana.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies