Denuncian la brutalidad policial en una discoteca de Zaragoza

La policía del Ayuntamiento de Zaragoza irrumpió en la madrugada del domingo en una discoteca del distrito Universidad donde la mayoría de las personas eran de Guinea Ecuatorial. El motivo que alegaban era una denuncia de un vecino que afirmaba que el ruido del local se escuchaba extremadamente alto. Según el Heraldo de Aragón al menos cinco personas han sido detenidas y puestas a disposición judicial por “agresión a policías” cuando éstos “acudían a notificar una infracción a la ordenanza para la protección contra ruidos y vibraciones de Zaragoza”.

El local cuenta con todos permisos y ordenanzas para su funcionamiento según ha podido saber Es Racismo en conversaciones con la dueña de la discoteca, Montserrat Precius (24 años). Esta ecuatoguineana estudiante de marketing nos explica que se dirigió sin éxito a la policía para que le aclararan los hechos. Por un lado, habían llegado pasadas las cuatro de la madrugada poniendo en la denuncia una hora que no se ajustaba con la real, y por otro lado, les señaló que debían mostrarle el medidor de decibelios para poder verificar el nivel de ruido. Sin embargo, la policía se negó, y en respuesta la dueña les dijo que no firmaría nada y que estaba en desacuerdo ya que ni siquiera quisieron mostrarle la denuncia. Ante esto, la policía empezó a presionar para que firmara unos papeles en los que establecía que estaba de acuerdo con una demanda que no había podido leer. Varios clientes que se encontraban en la discoteca apoyaron a Montserrat para que no cediera a la presión.

“Al negarme a firmar uno de los agentes me dijo: entonces no firmes que ya lo hago yo por ti”

“Al negarme a firmar uno de los agentes me dijo: entonces no firmes que ya lo hago yo por ti”, explica Montserrat por teléfono. La música estaba apagada y todo el mundo en silencio atendía a la conversación de la dueña del local con los agentes. “La gente escuchó lo que este agente dijo y una amiga abogada intercedió señalando la ilegalidad de esta afirmación”, señala la joven.

Las cosas se pusieron peores cuando la policía del Ayuntamiento de Zaragoza decidió llamar a la policía nacional de Aragón (después vino también la Policía Nacional), quienes entraron en el local pidiendo a gritos que todos abandonaran el recinto. Las personas no entendían bien qué sucedía, según ha explicado Robin B., un testigo presente, “entraron en la discoteca diciendo a todo el mundo se fuera de allí y empezaron a romper copas, botellas, sillas, destrozaron todo el local… Nos empujaron bruscamente e incluso empezaron a golpear a las personas con porras”. En uno de los vídeos se ve a un agente de paisano con una porra extensible al lado de la barra.

Asimismo Robin sostiene que les pegaron como si fueran animales y a algunos les pusieron esposas, “nosotros nos mantuvimos tranquilos en todo momento. No cabe duda que esto es culpa del racismo puro y duro que hay en este país”.

“Me metieron a patadas al coche policial a pesar de decirles que estoy embarazada”

Posteriormente se llevaron a varias personas detenidas, entre ellas a la dueña del local que estaba grabando cuando la cosa fue a más, en el vídeo que adjuntamos se ve cómo deja de grabar bruscamente. Denuncia que sufre lesiones debido a que usaron la violencia contra ella: “me metieron a patadas al coche policial a pesar de decirles que estoy embarazada”.

Montserrat explica que a pesar de haber repetido que estaba embarazada de doce semanas la “sacaron a rastras entre cinco”. Ella no paró de pedir que la llevaran al especialista para ver cómo estaba, es entonces cuando fue trasladada al Hospital Clínico de Zaragoza para realizarle un parte de lesiones que no le dejaron ver. La siguiente parada para Montserrat y los demás detenidos fueron los calabozos, donde estuvieron encerrados hasta ser presentados ante un juzgado. Sobre las 21.00 eran puestos en libertad con cargos, acusados de desacato a la autoridad y lesiones.

Un acto de injusticia, de racismo y de brutalidad policial

“Todo lo que sucedió es un acto de injusticia, de racismo y de brutalidad policial, no pusimos resistencia en ningún momento, es más, hicimos todo lo que nos dijeron, nos quedamos en silencio cuando lo ordenaron y apagamos la música”. Señala que aún no ha podido sacar las fuerzas necesarias para ir a ver el local, que “está totalmente destrozado”, según le han comentado familiares.

Por otra parte, Montserrat comenta que suelen ser habitual que la policía acuda al recinto: “casi siempre están buscando venir por cualquier cosa, piden documentos, piden papeles del local y paran la música”. Frente a esto Robin se pregunta: “¿Por qué no van a otras discotecas? Siempre es lo mismo… estamos en la discoteca y entran allí pidiéndonos papeles. Esto está fuera de los Derechos Humanos”. La dueña ha decidido interponer una denuncia mañana en el juzgado ante estos hecho porque espera que este tipo de altercados no se vuelva a repetir nunca.

3 Comments
  1. Lo que pasa es que la policia local de Zaragoza no respecta a los negro son muy racistas tratan a los negros peor que a los animales para ellos somos esclavos siempre en todos los locales con majoria de clientela negra pasa el mismo y aveces peor y locales con documentacions en regla no creo que para hacer una medicion tienen que entrar 20 policia en un local donde el proprietario tiene que cubrir sus gastos a final del mes no creo que tambien es legal entrar en un local donde tiene un afora maximo de 300 personas y mandar a callar a todos este solo es una forma de despreciar a la rasa negra tengo tantas ganas de quejarme pero donde? A mi me tienen en nivel muy alto que todo los que quieren mi apoyo se ponen en contacto con migo y que mourimos para que esta situación cambia porfavor

  2. Cuando decimos que España es un país racista con un sistema discriminatorio os quejáis de que siempre vamos con lo mismo sólo por no querer reconocer la realidad. Ahora mismo con las redes sociales se ha podido demostrar lo que siempre hemos ido denunciando. Vergüenza me da que la policía esté actuando de esa manera.
    Aunque os moleste nuestra simple presencia pues toca aguantar porque fuisteis los primeros en invadirnos en África así que o una de dos: vivir en paz todos juntos o en enfrentamientos porque no vamos a permitir que sigáis vulnerando nuestros derechos por complejos de inferioridad queriendo menospreciarnos para sentiros ” grandes” .
    Espero que con la denuncia puesta en contra de la policía que el juez lo resuelva como tiene que ser resuelto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies