Mi experiencia como persona mestiza en Cataluña

El racismo no es algo natural, es algo que se enseña y queda arraigado dentro de las personas. Es una enseñanza tóxica que la sociedad blanca trata de inculcar a sus pequeños.

Hoy quería hablar de mi experiencia personal como persona “medio-japonesa”, y de cómo descubrí la existencia del racismo.

Yo vengo de un pueblo pequeño, medio perdido en los Pirineos catalanes, un pequeño microcosmos que se lleva gobernando así mismo, prácticamente, desde hace años.

Ya en 1991, el año en el que yo vine al mundo, aunque de manera reducida, habían habitantes racializados en el pueblo. Eran uno más, parte de la comunidad.

Como se trataba de un pueblo pequeño, en nuestra infancia estuvimos prácticamente todos juntos en la misma clase, sin importar demasiado las edades, y ahí es donde socializamos. Al igual que nunca ningún compañero se cuestiono mis rasgos faciales, yo nunca me cuestioné el color de piel de algunos de mis compañeros. Eran simplemente, amigos o compañeros de clase, tenían sus nombres, y lo que les caracterizaba como individuales.

Y entonces llega el desastre. Te haces mayor, empiezas a leer las noticias, a entrar en internet, y finalmente, tienes que ir a vivir unos años a la capital para poder continuar los estudios. 

De repente tus rasgos faciales y/o el color de tu piel adquieren importancia. Ya no eres uno más en la comunidad, sino alguien diferente, raro o incluso considerado peligroso. 

De repente, te das con todo el racismo en la cara. Es como un cubo de realidad fría, que te hace despertar de lo idílico de tu pequeña comunidad.

Cuando como persona racializada llegas a la capital, de repente, (y en mayor o menor medida dependiendo de lo oscuridad de tu piel) te das con todo el racismo en la cara. Es como un cubo de realidad fría, que te hace despertar de lo idílico de tu pequeña comunidad.

Es un tema que hablé en su momento con un amigo mestizo, catalán e hindú, cómo al tener que irse del pueblo para poder estudiar -quería ser conductor de la Renfe- se dio de narices con un mundo que le rechazaba, y le discriminaba por algo tan estúpido como el color de su piel. 

No tenéis ni idea de lo que es, que al salir al mundo, todo lo que te encuentres es que la sociedad te odia por no haber nacido con piel y rasgos caucásicos. 

La cosa solo empeora cuando vemos los discursos de VOX, y la gran aceptación que parecen tener en gran parte de la población del peninsular. 

Después está el hecho de tener que lidiar con las instituciones públicas, y todo lo que te encuentras son a funcionarios que te tratan como si no fueses un ciudadano más, aunque les pongas el DNI delante. 

El sistema te grita que no deberías estar aquí, que si deseas estar en el lugar que te pertenece, debes avergonzarte de quien eres y de tus orígenes. 

Por todo esto (y más) que he explicado en los últimos párrafos, es por lo que el antirracismo es tan importante, y por lo que todos juntos debemos luchar para reclamar el lugar que nos pertenece y merecemos en esta sociedad. Porque -y aunque a algunos les moleste- nosotros somos ciudadanos de primera.

 

Suchimikado tiene 28 años. Sobrevive (y muy bien) en los Pirineos. Se define como hija de clase obrera, con muchas ganas de seguir luchando.

1 Comment
  1. Yo tengo la piel clara, y pasaría por europea, pero soy “sudaca” y la misma familia de mi marido (catalanes todos de “pura cepa”) me tratan como ciudadana de segunda .. micro racismo en forma de “bromas sin importancia” o “malentendidos” que yo no logro “entender” por mi poca capacidad intelectual de sudaquita deber ser…(tinc nivell c de català)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies