Un joven de origen marroquí apuntado con armas de fuego por la denuncia de un supuesto testigo

“Hoy a punta de pistola me han sacado del coche, me han tirado al suelo, me han puesto las esposas y se me han sentado encima. Después de todo el cacheo, me han dicho que un testigo me ha visto salir del coche con un arma de fuego que, evidentemente, no tenía. Así ha quedado el coche”:

Explica Mourad, atleta de origen marroquí. Se encontraba sobre las 19:15 en el Carrer de Roc Codó (Barcelona), saliendo del gimnasio de un amigo en dirección a su vehículo, una vez dentro, nada más ponerlo en marcha, llegó un Golf Polo que le cerró el paso, un vehículo de la policía secreta por no llevar identificativos policiales, según describe.

Acto seguido, los dos supuestos policías secretas que había en el interior le apuntaron con armas de fuego mientras le gritaban que saliera del coche, “lo único que hice fue levantar las manos y abrir la puerta”. Nada más salir de su vehículo uno de ellos se abalanzó sobre él, tumbándolo contra el suelo y aplastandolo con una rodilla en el cuello y la otra en la espalda. Mientras, el otro cacheaba su coche.

En seguida llegaron más patrullas de policía que se unieron al registrar, “yo seguía tirado en el suelo”, comenta a Es Racismo este joven. Les pidió que le permitieran incorporarse, lo sentaron y es entonces, al no hallar nada en su vehículo, cuando llega la justificación.

“Su justificación es que el testigo me vio salir del coche con un arma”, comenta Mourad, quien señala que no llevaba nada encima, ni siquiera mochila y sus manos iban desnudas. “Desde mi coche hasta el gimnasio hay unos 30 metros, es decir, no estuve en la calle más allá de 2 minutos”.

Mourad, que desconoce el motivo de lo que califica como una “situación de maltrato”, busca explicaciones a lo sucedido sin ninguna certeza, pues nada le dijeron los agentes. Comenta que su amigo vive cerca de un diputado, una persona que lleva seguridad privada, por lo que asocia el atuendo que llevaba él, “típico de Marruecos”, como causa de lo sucedido. “Al verme han puesto esa excusa para hacerme lo que me han hecho”, sentencia. Ante los hechos, se pregunta si puede recurrir a alguna instancia para denunciarlo, además de reclamar por cómo le han dejado el vehículo (los asientos de atrás totalmente despegados) y el susto en el cuerpo por ser apuntado con armas de fuego.

______________________________________________________________________________

Desde Es racismo hemos lanzado una campaña en busca de financiación para nuestro proyecto. Estos últimos años hemos tratado de ser un lugar común para la reflexión y la denuncia del racismo social e institucional que nos aplasta, hoy os pedimos vuestra colaboración para seguir contando casos como el de Mourad: Colabora pinchando aquí.

______________________________________________________________________________

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies