Denuncian un nuevo caso de discriminación laboral: “Una persona competente, pero de origen marroquí”

Un joven que dejó su puesto de trabajo en el Parador de Alcalá de Henares y que prefiere guardar su anonimato recomendó a un conocido que se encontraba en búsqueda de empleo para cubrir su baja, una persona a la que define como “competente, porque cumplía todos los requisitos necesarios para desempeñar la labor, pero de origen marroquí”.

Esta recomendación iba dirigida a AGIO, empresa de trabajo temporal que facilita empleados de refuerzo en la zona centro de España cuando se da un repunte de actividad debido, por ejemplo, a celebración de eventos. La adjudicación de esta tarea a AGIO se realizó mediante un concurso público al ser Paradores una empresa de capital público, según informaciones del equipo de comunicación de Paradores.

Ante la recomendación del trabajador, AGIO insistía en que tendría que ser Parador quien decidía si “les gustaba o no”, porque es la empresa pública la que tenía que dar su visto bueno en última instancia. Dos meses después de que el ex trabajador abandonara su puesto fue llamado hasta en tres ocasiones para a cubrir turnos, a pesar de que su contrato ya estaba extinto y había notificado su intención de no volver.

El ex trabajador dudaba que llamasen a la persona que recomendó debido a “su origen marroquí”

A la tercera llamada contestó que ya había tenido la cortesía de facilitarles un sustituto para su puesto, pero que “dudaba que lo llamasen por ser de origen marroquí”. La respuesta por parte del trabajador de Agio a esta afirmación, y a la que ha tenido acceso Es Racismo, fue que “a Paradores no le gustaba la gente marroquí y que por eso no le habían llamado”. Estas declaraciones fueron vertidas en una aplicación de mensajería instantánea.

Es Racismo ha querido contactar con las empresas implicadas. En conversaciones con Paradores, la sociedad de capital público niega completamente cualquier acusación que diga que rechaza a trabajadores marroquíes. Además, la compañía hotelera explica que, “tienen empleados de origen marroquí tanto en el Parador de Alcalá de Henares como en otros establecimientos”. No obstante, la compañía se desentendíoe de las afirmaciones vertidas y nos remitió a que debía ser AGIO quien nos aclarara esta conversación.

Por su parte desde AGIO se escudan como la empresa pública en que “el año pasado se contrataron personas de origen marroquí y que a día de hoy en todo Paradores hay unas cinco personas, al menos una está en Alcalá de Henares”, según un responsable de la entidad. Sobre la alusión explícita a Paradores por parte de un trabajador de su empresa, explican que “esta persona con la que se ha hablado es un colaborador, no un trabajador de AGIO. Y añaden, “pueden suceder que algunas personas, como hecho puntual, cometan este tipo de fallos” por lo que se tomarán “las medidas oportunas para que estas cosas no vuelvan a suceder”.

En definitiva, tanto Paradores como AGIO señalan hacia abajo y hablan de la excepcionalidad para atajar el debate sobre un nuevo caso que evidencia las barreras en el acceso al mercado laboral a las que hace frente la población racializada y que venimos denunciado en nuestra web como un problema estructural.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies